BUENOS DÍAS · Secundaria

SEMANA DEL 11 AL 15 DE ENERO
UN NUEVO AÑO POR RECORRER Y AGRADECER

2021 Año Internacional de la Paz y la Confianza
Año de San José y Año Xacobeo



LUNES 11 DE ENERO

Al comenzar un nuevo año te doy gracias por todo lo que he recibido de ti, Señor.

Primeramente agradezco por mi familia, por la vida, por mi salud, por el cariño y amor que recibo, por los días de luz, por mis amigos, por mi trabajo, por todo lo que me das a cada instante.
Dios Eterno, principio de toda criatura; concédenos que en este año que estamos estrenando, podamos gozar de paz, felicidad y justicia, que abundemos en bienes terrenales y seamos luz del mundo por la perfección de nuestras obras.

Te pedimos, Señor, que nos bendigas y protejas, que nos ayudes y cuides cada día, cada momento, y nos otorgues caminar por sendas buenas, llenas de paz, felicidad y justicia durante todo el año que comienza.

Que seamos felices, Señor en este universo nuestro: él nos da vida, sustenta y rige.
Que seamos felices, Señor, con el perdón y la caridad.
Tú el más poderoso para desterrar los odios y amarguras,
Tú el más perfecto para enseñarnos a vivir en amor y en armonía
Tú el más bondadoso para establecer entre nosotros la paz.
Que seamos felices, Señor, con tu palabra:
sin ella no hay humanidad, ni solidaridad, ni igualdad.
Que seamos felices, Señor, con el amor:
es la única luz necesaria para alumbrar días y noches,
para llenar nuestros hogares de afecto y dicha,
para llenar lo que nos rodea de alegría y entendimiento.
Que seamos felices, Señor,
en este nuevo año.

ORACIÓNDEL NUEVO AÑO
Te pedimos, Señor, paz y felicidad en el nuevo año.
Que seamos felices, Señor, en esta tierra nuestra que hay que cuidar:
Ella nos sustenta y rige.
Que seamos felices, Señor, con el perdón:
Nada más poderoso para desterrar los odios y establecer la paz.
Que seamos felices, Señor, con la justicia: Sin ella no hay humanidad.
Que seamos felices, Señor, con la ternura: Es el único sol necesario para alumbrar días y noches.
Que seamos felices, Señor, en este nuevo año 2021. Lo necesitamos. Es deseo y don tuyo.

En este nuevo año te pedimos:
FE: para mirarte en todo.
ESPERANZA: para no desfallecer.
CARIDAD: para amarte cada vez más y hacerte amar por los que nos rodean
. AMÉN
Gloria al Padre…

 
MARTES 12 DE ENERO

Hemos comenzado un nuevo año. Lo ponemos en tus manos, Señor.

Padre que velas por mí y estás por encima de los límites del tiempo y del espacio, sabes lo que necesitaré en este año que inicia. Me abandono a tu misericordia, a tu providencia. Que sea lo que Tú dispongas, Señor.

Aumenta mi fe, que sea capaz de descubrir tu presencia a mi lado. No permitas que nada me separe de Ti. Dame fortaleza y perseverancia en las pruebas, y ayúdame cada día a recordar que nunca sucederá nada que Tú y yo juntos, no podamos superar.

Líbrame de la indiferencia. Hazme sensible a las necesidades de los demás, y muéveme no sólo a orar, a interceder por ellos, sino a realizar acciones concretas en beneficio suyo.

Ayúdame a no desperdiciar mi tiempo. Enséñame a darme a los demás, a comprender que sólo vale la pena lo que se hace por los demás. Enséñame a salir de mí mismo para ir al encuentro de mis hermanos, sin prejuicios, sin retórica. Simplemente como Tú, con la mano extendida y el corazón abierto. Pero líbrame de la vanidad, de creerme bueno, de sentirme satisfecho. No dejes que me paralice la inercia, el orgullo, la complacencia. No dejes de inquietarme, de ponerme en movimiento, de lanzarme contigo a construir tu reino de paz, amor y justicia.

Enséñame a mantenerme sencillo y alegre, a ser verdaderamente testigo tuyo en mi mundo. Ayúdame a desprenderme de todo lo que me estorba para seguirte, líbrame de lo que me hace tropezar, de lo que me pesa: de mis rencores, mis egoísmos, mis orgullos, mis miserias, mis apegos.

Enséñame a ser paciente, comprensivo, dulce, a perdonar a los otros, a acogerlos en mi corazón. Enséñame a amar como amas Tú.

Quiero descubrirte en cada día de este año que empieza, y ayudar a que otros te descubran también. Señor, que cuando me busquen a mí, te encuentren siempre a Ti. Amén.

Gloria al Padre….


MIÉRCOLES 13 DE ENERO

2021 Año Santo Compostelano

El Camino de Santiago nace en la Edad Media con el hallazgo de la tumba del apóstol Santiago el Mayor, lo cual desata una ola de peregrinaciones católicas que tienen como propósito o meta llegar a la catedral de Santiago de Compostela en donde se ubica su cripta. Santiago de Zebedeo fue uno de los 12 apóstoles más famosos y destacados de Jesús de Nazaret, fue conocido popularmente como Santiago el Mayor (para poder distinguirlo de Santiago el Menor).

En 1122 el Papa Calixto II otorgó a la Diócesis de Santiago de Compostela el privilegio de conceder Indulgencia Plenaria a todos los que visitaran el Sepulcro del Apóstol cada año en el que la festividad de Santiago coincidiera con domingo. Así consta en la Bula “Regis Aeterni”, promulgada por el Papa Alexandro III en 1179.

En los años en que la festividad de Santiago (25 de julio) coincide en domingo, se celebra por tanto un Año Santo, lo cual sucede cada 6, 5, 6 y 11 años. El último Año Santo se celebró en 2010 y el próximo se celebra este año 2021.

El 31 de diciembre de 2020 se abrió la Puerta Santa, dicha puerta ha permanecido tapiada desde el 2010 y se ha vuelto a abrir este Año Xacobeo 2021.
El arzobispo de Compostela golpea en tres ocasiones con un martillo de plata, en el muro que tapia la entrada. Este gesto simboliza que se solicita permiso al apóstol Santiago para poder derribar el muro y pasar.

Durante todo el año Xacobeo se puede acceder a la Catedral por la Puerta Santa, que se abre únicamente durante el Jubileo.

Los miles de peregrinos que después de hacer un largo recorrido han llegado a la Catedral de Santiago, durante los últimos años, no han tenido el privilegio de poder cruzar el umbral de la Puerta Santa. Es por este motivo, que realizar el camino de Santiago durante el Xacobeo es una experiencia única.

ORACIÓN
¡Apóstol Santiago! Tú que eres tan cercano de Jesús,
tú que fuiste de los primeros discípulos
Tú que fuiste de sus mejores amigos, que le respondiste con generosidad
Tú que dejaste tu vida para acudir a su llamada
Tú que moriste por él y que sellaste tu predicación con tu propia sangre;
Te pido hoy, que mediante tu intercesión, el Señor
Nos conceda amor, justicia y paz.
Amén.

Padre Nuestro…


JUEVES 14 DE ENERO

2021, Año de San José

Con ocasión del 150º Aniversario del Decreto, por medio del cual el Beato Pío IX declaró a San José Patrono de la Iglesia, el Papa Francisco convoca el Año de San José (del 8 de diciembre de 2020 al 8 de diciembre de 2021) y publica la Carta Apostólica Patris Corde («con corazón de padre»).

En la Carta Apostólica, el Papa repasa brevemente la presencia de san José en los evangelios para luego seguir el siguiente esquema: (1) Es un padre amado por el pueblo cristiano, como demuestra la gran devoción que le tiene; (2) es padre en la ternura, amoroso con el Hijo y amoroso con sus hijos; (3) es padre en la obediencia, pues en cada circunstancia de su vida -hasta en las más incomprensibles, como el embarazo de María- supo hacer lo que Dios le pedía; (4) es padre en la acogida: confió en el ángel, confió en María, confió en Jesús, acoge lo que Dios le propone; (5) es padre de valentía creativa pues Dios actúa por medio de él, él se pone en marcha para servir, trabajar, proteger, lo que sea; (6) es padre trabajador que con el fruto de sus esfuerzos mantiene a su familia; (7) es padre en la sombra: auxilia, protege, educa, se dona a sí mismo y está pendiente… desde lo oculto.

Termina el Papa su Carta con esta oración a San José:

Salve, custodio del Redentor y esposo de la Virgen María. A ti Dios confió a su Hijo, en ti María depositó su confianza, contigo Cristo se forjó como hombre. Oh, bienaventurado José, muéstrate padre también a nosotros y guíanos en el camino de la vida. Concédenos gracia, misericordia y valentía, y defiéndenos de todo mal. Amén.

Padre Nuestro…


VIERNES 15 DE ENERO

En este nuevo año, quiero caminar contigo, Señor.
Ayúdame a descubrirte vivo y presente entre los hombres de hoy.
Soñando un mundo nuevo y trabajando para lograrlo.
Quiero sumar mi esfuerzo para que todos puedan vivir mejor.
Escucha nuestras palabras, Padre Bueno.
Hay mucha gente que sufre; enséñanos a compartir y a intentar cambiar las cosas.
Que no nos quedemos, que no aflojemos, que no perdamos la esperanza, que aprendamos a ver las luces del mañana que asoman, pequeñas, hoy.
Ayúdanos a construir la esperanza.
Dar la vida por la utopía del Evangelio, un mundo de hermanos sin dominados, sin explotados, sin egoísmos ni marginación.
Quiero dar lo mejor de mi persona ofrecer lo que tengo, lo que se, lo que soy para trabajar, junto a otros en hacer presente el Reino.
Que no me guarde mi vida, que la gaste, en beneficio de los demás, que la pierda por el Evangelio y por los demás.
Quiero contagiar alegría, esperanza, buen ánimo. Ganas de empezar de nuevo, una y otra vez, sin dejar caer los brazos ante las dificultades, que existen y son parte de la vida, y con fe y esfuerzo se superan.
Padre Bueno, te ofrezco este año que comienza.
Te doy mi vida, condúcela por tu camino.
Anímame a crecer dame fuerzas para amar de verdad.
Te pido, por todos los que necesitan, por mi familia, por mis amigos, y te doy gracias, desde adentro, porque se, que en las buenas y en las malas, siempre vas a estar conmigo.

Padre Nuestro…

No hay comentarios:

Publicar un comentario