viernes, 15 de enero de 2021

EVANGELIO DEL DOMINGO: VEN Y LO VERAS

Al día siguiente, Juan estaba todavía allí con dos de sus discípulos; vio a Jesús, que pasaba, y dijo: «Éste es el cordero de Dios». Los dos discípulos lo oyeron y se fueron con Jesús. Jesús se volvió y, al verlos, les dijo: «¿Qué buscáis?». Ellos le dijeron: «Maestro, ¿dónde vives?». Él les dijo: «Venid y lo veréis». Fueron, vieron dónde vivía y permanecieron con él aquel día. Eran como las cuatro de la tarde.

Andrés, el hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que había oído a Juan, y se había ido con Jesús. Andrés encontró a su hermano Simón y le dijo: «Hemos encontrado al mesías». Y se lo presentó a Jesús. Jesús le miró y dijo: «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Pedro» (Juan 1, 35-42)


Quien se encuentra con Jesús halla “el VERDADERO CAMINO hacia la VIDA”.

Los que están en camino de búsqueda son capaces de reconocer a Aquel que da sentido a su caminar, que transforma incluso sus miradas. En Jesús se transparentan los mejores deseos del hombre. Su senda es familiar, porque estamos llamados al Amor y a vivir desde el Amor. Seguir a Jesús es contemplar el amor (LOVE).

El camino de Jesús, en un mundo oscuro y gris, es un cuadro cargado de vida y de color. El color verdadero de la existencia está en Jesús. Él nos conoce y conoce cuál es nuestro fin, la invitación que nos hace el Padre.

Lo que a Jesús le hace más feliz es que sus seguidores le reconozcan como quien es. Solo los corazones desprendidos y libres pueden acercarse al Corazón del Maestro. ¡Qué valentía la de aquellos discípulos!

Eran las cuatro de la tarde… y se quedaron con Él. ¿Haríamos nosotros lo mismo?

REZAMOS
Cuando Tú me miras, Señor, me siento invitado a ser mejor,
cuando Tú me miras, mi corazón se vuelve perdonador,
mi memoria olvida los rencores y malos entendidos,
mi pereza se cambia por acción e ilusión.
Cuando Tú me miras, Señor, yo me desencorvo,
parece que crecen alas a mis sueños,
siento que liberas todas mis ataduras y necesito menos para vivir mejor.
Cuando Tú me miras, Señor, mi vida se vuelve una fiesta,
porque me haces superar todas las carencias:
soledad, enfermedad, desamor, estrés o inseguridad,
porque, sacas siempre lo mejor de mi persona,
para ser un regalo, junto a Ti, para los demás.

 

jueves, 14 de enero de 2021

LOADO SEAS: TÚ ERES EL BIEN

Tú eres el bien, el todo bien, el sumo bien, Señor Dios vivo y verdadero

Qué bien te cantaba san Francisco. Qué amor tan grande te tenía. Y es que Tú eres lo mejor que nos ha pasado, Señor. Y nosotros qué trastos somos: Tú nos regalas la creación y nosotros la maltratamos. Tú nos regalas los ríos y los lagos y nosotros los contaminamos. Tú nos pones cada día un cielo claro y luminoso y una noche serena y nosotros teñimos el cielo de humos y negruras…

Oh Señor, que nuestro corazón se agrande al contemplar las obras de tus manos. Que sintamos el corazón enamorado y el alma cautiva de tu presencia y de tu huella en el creado.

¡Gracias, Señor, porque sin merecerlo tú nos amas como somos y quieres que nosotros amemos a los demás como tú nos amas!

miércoles, 13 de enero de 2021

REFLEXION: DAR GRACIAS

Hoy vamos a hablar sobre lo importante que es ser agradecido con la gente que nos rodea. Todos ellos, nos ayudan a ser buenas personas y a veces no nos damos cuenta y nos enfadamos con ellos. Vamos a centrarnos en las personas que más nos cuidan y nos protegen día a día: nuestra familia. Ellos nos enseñan, nos dan cariño y amor y siempre nos ayudan cuando tenemos problemas.

Tambien recordamos a las maestras y maestros del Cole, los monitores de extraescolares y comedor… son un ejemplo de personas que también se preocupan por nosotros y con las que también tenemos que estar agradecidos. Hoy vamos a darles las gracias a ellos por estar pendientes de nosotros, de que no nos pase nada y de que aprendamos muchas cosas.

Tambien a nuestros amigos. Ellos juegan con nosotros, nos ayudan y también, en ocasiones, nos hacen enfadar. Pero siempre están ahí cuando estamos tristes y es por eso que merecen una mención especial en este día de agradecimientos.

Por último le vamos a agradecer al Padre Dios todo lo que hace por nosotros:
Gracias Padre Dios por todo lo que nos das,
por nuestra familia y amigos,
por la paz y el amor.
Gracias por ser tan bondadoso, oportuno y verdadero.
Gracias Señor.

martes, 12 de enero de 2021

CUENTO: EL ZAPATERO MILLONARIO

Había una vez un zapatero que se quejaba a Dios continuamente de su extrema pobreza.

Un día bajó el Señor a la tierra en forma de mendigo y se acerco a su casa y le dijo: "Hermano, hace tiempo que no como y me siento muy cansado, aunque no tengo ni una sola moneda quisiera pedirte que me arreglaras mis sandalias para poder seguir caminando".

El zapatero le respondió: "¡Yo soy muy pobre y ya estoy cansado que todo el mundo viene a pedir y nadie viene a dar!"

El Señor le contestó: "Yo puedo darte lo que tu quieras". El zapatero le pregunto: "¿Dinero inclusive?".

El Señor le respondió: "Yo puedo darte 10 millones de euros, pero a cambio de tus piernas". -"¿Para que quiero yo 10 millones de euros si no voy a poder caminar, bailar, moverme libremente?", dijo el zapatero.

Entonces el Señor replicó: "Esta bien, te podría dar 100 millones de euros, a cambio de tus brazos". El zapatero le contestó: "¿Para que quiero yo 100 millones de euros si no voy a poder comer solo, trabajar, jugar con mis hijos?"

Entonces el Señor le dijo: "En ese caso, yo te puedo dar 1.000 millones de euros a cambio de tus ojos". El zapatero respondió asustado: "¿Para que me sirven 1.000 millones de euros si no voy a poder ver el amanecer, ni a mi familia y mis amigos, ni todas las cosas que me rodean?"

Entonces el Señor le dijo: "Ah hijo mío, ya ves la que fortuna tienes y no te das cuenta".

----------

Nos gustaría proponerte un sencillo ejercicio para que empieces a notar los beneficios de la gratitud. Es muy sencillo pero tiene unos efectos muy agradables:

1) Pon una mano en tu pecho y cierra tus ojos.

2) Respira hondo tres veces

3) Visualiza 5 cosas, situaciones, experiencias o personas por las que realmente hoy estás agradecido. Piensa en ellas, siéntelas, visualízalas, recréalas en tu mente… No importa lo grandes o pequeñas que sean, mientras sientas motivos por los que estar agradecido ¡todo sirve!

4) Abre los ojos y observa lo que pasa con tu estado de ánimo. ¡No quedará rastro de emociones negativas! 

Terminamos este ratito dando gracias a Dios con la oración que le gusta escuchar: Padrenuestro...

lunes, 11 de enero de 2021

ORACIÓN POR EL NUEVO AÑO

Por todo cuanto nos diste en el año que ya terminó... ¡Gracias!
Gracias por los días de sol y los nublados tristes,
por las tardes tranquilas y las noches oscuras.
Gracias por la salud y por la enfermedad,
por las penas y las alegrías,
por la sonrisa amable y por la mano amiga,
por el amor y por todo lo hermoso y por todo lo dulce,
por las flores y las estrellas, por la existencia de los niños
y de las almas buenas.
Gracias por la soledad, por el trabajo, por las inquietudes,
por las dificultades y las lágrimas.
Por todo lo que nos acercó a Ti.
Gracias por habernos conservado la vida, y por habernos
dado techo, abrigo y sustento.
Gracias Señor.

¿Qué nos traerá este año que empieza?
Lo que Tu quieras Señor, pero te pedimos:
fe para mirarte en todo,
esperanza para no desfallecer,
y caridad para amarte cada día más.
Danos paciencia y humildad, desprendimiento y generosidad,
danos Señor, lo que tu sabes que nos conviene y no sabemos pedir.
Que tengamos el corazón alerta, el oído atento, las manos y la mente activas,
y nos hallemos siempre dispuestos a hacer tu Voluntad.

Derrama Señor, tu gracia sobre todos los que amamos
y concede tu paz al mundo entero. Así sea.
Gracias Señor. Amén.
 

viernes, 25 de diciembre de 2020

NAVIDAD 2020

Uno de los momentos más bonitos en la vida es cuando nace un niño. Un hermanito o hermanita, un primo, un sobrino, un hijo… Los niños son la alegría y esperanza del mundo. Alimentan de esperanza con sólo su presencia. Todos se llenan de alegría, se cambias las caras, se escapan sonrisas cuando vas a ver a ese niño recién nacido, metido en un carrito y arrullado entre sabanitas y mantitas. Nos entra ternura. Lo vemos chiquito y desprotegido. Si llora, nos da pena y rápido avisamos a su mamá o a su papá para que le dé mimos.

Así ocurre con las buenas noticias, con las cosas bonitas de la vida. Nos cambian la mirada porque sí. Sin razones.

Así es la esperanza. Y eso es lo que hace realidad un todos-juntos. Ojalá se nos llene la cara de sonrisas cuando pensemos en un mundo de todos y para todos.

Dios viene al mundo a decirnos que todo es de todos, que no hay rivales, sino hermanos. Que no hay límites más allá del amor. Que disfrutar de la vida es un derecho de todos. Y así forja la Iglesia, con la esperanza de que sea casa de todos y para todos, el lugar donde celebrar, donde acoger y donde encontrar una mano amiga.

Jesús nace para decirnos lo importante que es sentirnos hermanos. Viene como un niño, quiere a los niños, su inocencia y su fe. Y viene a decirnos que esta casa que tenemos, este mundo, es de todos y para todos, y que debemos cuidarlo.

DIOS YA ESTÁ EN CASA. ¡FELIZ NAVIDAD!

jueves, 24 de diciembre de 2020

NOCHEBUENA

REZANDO EN FAMILIA FRENTE AL BELÉN

Lector 1: Querido Padre, Dios del cielo y de la tierra, en esta noche santa te queremos dar gracias por tanto amor. Gracias por nuestra familia y por nuestro hogar. Gracias por las personas que trabajan con nosotros.

Bendícenos en este día tan especial en el que esperamos el nacimiento de tu Hijo. Ayúdanos a preparar nuestros corazones para recibir al Niño Jesús con amor, con alegría y esperanza. Estamos aquí reunidos para adorarlo y darle gracias por venir a nuestro mundo a llenar nuestras vidas.

Hoy al contemplar el pesebre recordamos especialmente a las familias que no tienen techo, alimento y comodidad. Te pedimos por ellas para que la Virgen y San José les ayuden a encontrar un cálido hogar.

Lector 2: Padre bueno, te pedimos que el Niño Jesús nazca también en nuestros corazones para que podamos regalarle a otros el amor que Tu nos muestras día a día. Ayúdanos a reflejar con nuestra vida tu abundante misericordia.

Que junto con tus Ángeles y Arcángeles vivamos siempre alabándote y glorificándote.

(En este momento alguien de la familia pone al Niño Jesús en el pesebre o si ya esta allí se coloca un pequeño cirio o velita delante de El).

Lector 3: Santísima Virgen Maria, gracias por aceptar ser la Madre de Jesús y Madre nuestra, gracias por tu amor y protección. Sabemos que dia a dia intercedes por nosotros y por nuestras intenciones, gracias Madre.

Querido San José, gracias por ser padre y protector del Niño Jesús, te pedimos que ruegues a Dios por nosotros para que seamos una familia unida en el amor y podamos ser ejemplo de paz y reconciliación para los demás.

Amén.

miércoles, 23 de diciembre de 2020

NAVIDAD EN FAMILIA

Señor Jesús, llena nuestros hogares de tu paz, de tu alegría, de tu cariño.

Derrama tu amor para que sepamos dialogar, entendernos, ayudarnos, para que aprendamos a acompañarnos y a sostener nuestras familias en el duro camino de la vida.

Danos pan y trabajo. Enséñanos a cuidar lo que tenemos y a compartirlo con los demás.

Tómanos como instrumento, Jesús, para que llegue a todos tu luz y tu poder, para que te conozcan y te amen cada día más.

Danos la palabra justa en el momento oportuno y enséñanos lo que tenemos que hacer en cada momento.

Te damos gracias, Jesús, por nuestros seres queridos, por los momentos hermosos que pasamos, y por las cosas buenas que tenemos.

María, madre buena, tu presencia también nos hace falta. Que no nos falte tu ternura y tu protección.

Jesús, José y María, preciosa comunidad de Nazaret, ayudadnos a vivir en familia.

Amén.

martes, 22 de diciembre de 2020

REFLEXIÓN: DIOS EN CASA

Hoy terminamos las clases y nos preparamos para disfrutar de las vacaciones y de las fiestas de Navidad. Es el momento para recordar y analizar. ¿Qué hemos hecho de especial en estos días de adviento para preparar la venida de Jesús, para preparar una casa para Jesús?  La casa que debemos preparar es nuestro interior, el corazón. ¿Como tienes tu casa? ¿limpia? ¿ordenada? ¿preparada para recibir a Dios?

lunes, 21 de diciembre de 2020

ORACIÓN: CÓMO VIVIR ESTA NAVIDAD

Falta poco tiempo
para que vuelvas a nacer entre nosotros, Jesús.

Quiero vivir esta Navidad
con el amor de la virgen María,
que te cuidó con cariño
y te llevó en su vientre
durante nueve meses
porque era fiel a lo que Dios le pedía.

Quiero vivir esta Navidad
con la confianza y la fe de José,
que supo estar dispuesto para cumplir
con todo lo que el Señor le mandaba,
y formó con María y contigo
una familia unida y llena de amor.

Quiero vivir esta Navidad
con muchas ganas
de que nazcas en mi corazón
para ser cada día más bueno,
más generoso y más servicial.
Amén.