BUENOS DÍAS · Infantil

TIEMPO DE ADVIENTO


Jesús en este tiempo de Adviento
quiero seguir tus huellas de amigo
cercano, compañero y maestro.
Quiero vivir imitando tu vida.
Quiero ser humilde y sencillo, como lo fuiste Tú en Belén.
Quiero devolver la alegría a los tristes.
Quiero ser sincero .
Quiero perdonar.
Quiero vivir siguiendo tus huellas de amigo, compañero y maestro.


Querida Virgen María.
Gracias por ser nuestra mamá en la fe,
por estar cerca nuestro y cuidarnos mucho
como hiciste con Jesús.
Quiero conocer mejor a tu hijo y a quererlo más cada día.
Quiero vivir como Jesús.
Contágiame tu esperanza.
Que aprenda, como tú, a vivir en las manos de Dios.
Ayúdame a hacer crecer mi fe.
Madre Buena, enséñame a seguir los pasos de Jesús.


Señor, ayúdanos a prepararnos
para recibirte a ti que llegas en Navidad.
Que tengamos preparada nuestra mejor sonrisa
para alegrar a nuestros amigos y amigas.
Que nuestros labios digan siempre la verdad
y no nos enredemos en mentiras.
Que nuestra ayuda desinteresada sea el mejor regalo
para quienes conviven con nosotros.
Que nuestras manos no se cansen de trabajar
para construir una tierra nueva.
Señor, ayúdanos a prepararnos
para recibirte a ti que llegas en Navidad.



Faltan pocos días y ya llega la Navidad.
El niño Jesús va a nacer muy pronto.
Ayúdame buen Dios a preparar mi vida
para encontrarme contigo.
Necesito cambiar,
ser más bueno con los demás,
aprender a decir siempre la verdad,
ayudar a todos en lo que pueda yo hacer,
compartir siempre
y dar gracias por todo lo que me diste.
Quiero recibirte con los brazos abiertos
y dispuesto a vivir como nos enseñas
haciendo el bien y amando a los demás.
¡Que así sea, Señor!



Querido Jesús:
Te alabamos porque has vuelto a amanecer
con cada uno de nosotros,
regalándonos este día.
Nos tienes junto a Ti,
dispuestos a serte fieles.

Te alabamos porque has dejado tu voz
escrita en la Biblia.
Te alabamos porque tu voz
también nos llega por los amigos,
y la vemos escrita en las estrellas,
en las flores más sencillas del jardín,
en la sonrisa de nuestros compañeros,
en el apretón de unas manos,
en la eucaristía de tu Cuerpo y Sangre.

Tú nos quieres serviciales con todos,
entregados en el trabajo y en el juego.
Tú te escondes entre los libros,
juegas entre nosotros,
estás rezando con nosotros.

Danos atención para poder verte
allí donde nos esperes,
que sepamos escucharte
donde Tú quieras hablarnos.





LAS ORACIONES DEL CRISTIANO

 

 

TODOS LOS SANTOS Y DIFUNTOS

Como cada año llega la fiesta de Todos los Santos. La dedicamos a todos los santos independientemente de que tengan o no otro día especialmente dedicado, a todas las personas justas que ya no están entre nosotros y se encuentran con Dios Padre. Oremos por todos los santos de nuestra familia que nos han dibujado el camino que nos lleva a conocer a Jesús.

Jesús, somos tu grupo, el grupo de los cristianos.
Queremos escuchar todo lo que tú nos enseñaste
y orar juntos a nuestro Padre Dios.
Te pedimos que siempre nos acompañes, 
y que sintamos el cariño de nuestra Madre la Virgen María.
Gracias Jesús. Gracias María.



OCTUBRE, MES MISIONERO



SEMANA "SOMOS HERMANOS"



Te damos gracias, Jesús, porque tú nos das da la fuerza
para avanzar superando las dificultades del camino
y sabemos que nunca nos vas a fallar.
Te pedimos, Señor, que nos amemos de verdad
los unos a los otros como hermanos;
que sepamos compartir los bienes con los necesitados
y que vivamos unidos en la paz y la alegría
que da sentirse hijos amados de Dios. Amén.

SEMANA DE SAN FRANCISCO

Querido Jesús,
san Francisco nos enseñó
que para seguir tus pasos
hay que servir a los demás.
Ayúdanos
a ser serviciales,
a preocuparnos por los demás,
a vivir pensando en ellos.
Enséñanos a ayudar,
a ser generosos y abiertos,
a estar siempre dispuestos
para echar una mano.
Queremos ser solidarios
y amar a los demás
con gestos, hechos y actitudes,
no solo con palabras.
Ayúdanos a ser instrumentos de paz
y hacer sentir al otro más humano.




Hola Jesús,
amigo y hermano mío.

Quiero darte las gracias
porque tú estás siempre conmigo,
dentro de mí, en mi corazón,
donde yo fabrico mis pensamientos,
donde yo fabrico mis palabras,
donde yo fabrico mis sueños,
donde yo fabrico mis acciones,
donde yo fabrico mis decisiones.

Quiero, Jesús, que me ayudes
a fabricar un mundo mejor con mis pensamientos,
con mis palabras, con mis acciones,
con mis sueños y decisiones.

Aquí me tienes a Jesús, cuenta conmigo,
quiero que siempre seas tú
el que dirija la fábrica de mi corazón.



TIEMPO DE LA CREACIÓN

Gracias Señor, por darnos la oportunidad
de disfrutar de tantas cosas bellas como has hecho.
Te pedimos que sepamos cuidarlas y, sobre todo,
que los hombres cuidemos siempre los unos de los otros.
Y nos ayudemos como hermanos pues Tú eres nuestro Padre.



NUEVO CURSO

¡Qué bien! ¡Qué alegría! Volvemos a encontrarnos con todos los compañeros del colegio. ¡Qué ganas teníamos de vernos! Después de las vacaciones hace mucha ilusión reencontrar a la gente con la que pasamos tantas horas juntos durante casi todo el año.

Atrás quedan los días de vacaciones, de ir arriba y abajo conociendo mundo y personas. Han sido días intensos, diferentes, fantásticos,... pero volver al cole es muy agradable.

Jesús, gracias por las horas maravillosas que hemos pasado este verano y gracias porque hemos podido empezar la escuela.

Gracias porque nuestros maestros han vuelto con ganas de escucharnos y a ayudarnos a crecer.

Gracias porque hemos reencontrado a nuestros compañeros y amigos y también porque hemos encontrado otros nuevos.

Ayúdanos a ser buenos alumnos y a esforzarnos en el trabajo.

Ayúdanos a ser buenos compañeros y a respetar las diferencias que hay entre nosotros.

Ayúdanos a ser acogedores y alegres.

Aquí estamos Señor, dispuestos a caminar de tu mano durante este nuevo curso escolar que hoy pones en nuestras manos.

Venimos con el corazón dispuesto a vivir como hermanos que siendo diferentes estamos unidos por un mismo ideal. Que en cada rincón de nuestra escuela sintamos tu presencia que nos invita a la unidad y la fraternidad.

Señor te pedimos que guíes y acompañes nuestros pasos y los de nuestros educadores cuando vamos de camino; aleja de nosotros cualquier peligro que pueda dañarnos en el cuerpo o en el alma y que cada día de este año escolar sea un espacio para hacer el bien, y un escalón para acercarnos a Ti.


No hay comentarios:

Publicar un comentario